MÚSICA LLANERA

YESID ORTIZ (Sus Mejores Canciones)



A Mi Nadie Me echa Bromas

Adios Corazon Ingrato

Agua que no has de beber

Amándote a rienda suelta

Amor consentido

Amor secreto

Amor veguero

Amores de caño a caño

Añorando al llano

Bella Rosita

Biografía de mi caballo

Bonita como ninguna

Bonita no es palabra

Brindis a mi llanura

Camino a mi pueblo criollo

Camino De Garzas Blancas

Camino Solitario

Capoteando mi guayabo

Cariño malo

Chiguaca Casanareña

Como Yo Te Quiero

Corazón roto

Costas Del Capanaparo

Cuando este llanero muera

De padre a hijo

Distancia y amor

Dos corazones al tiempo

El canto que yo les canto

El guate vive por siempre

El rancho de mis recuerdos

El vuelo del pajarillo

Emborraché al corazón

Enamorarme, ¿Quién sabe?

Encaminando un despecho

Enfermo de amor

Entre despecho y nostalgia

Entre Las Copas De Vino

Eres un cero a la izquierda

Guacaba, criolla guacaba

Guafazo de buena raza

Guayabo de un hombre solo

Guayabo mala calaña

Guayabo tenebroso

Hato San Miguel

Impacto de amor

La Cita Es En El Broche

La estampa del campesino

La Reina Del Llano

La vida se prende sin dueño

Le zampé el hacha al guayabo

Los cadillos del rastrojo

Los estrujones del Tiempo

Mala Mujer

Marujita Colombiana

Matapalo del camino

Me despedí de mi llano

Mi canto enamorado

Mi corazón sufre y llora

Mi flor en sus quince abriles

Mi joropo de siempre

Mi Novia Y Mi Caballo

Mi terroncito de azúcar

Mi última Carta

Mis Ojos Lloran Por Ti

Mis Tres Delirios

Nadie Peca Por Amor

Olas Del Río Atamaica

Otra vez mi rancho solo

Para que viva el cantor

Pecho Herido

Princesita de los llanos

Quién Fuera Tu Enamorado

Quién quita que tu me quieras

Respirando por la herida

Romance de serenata

Romance en el Orinoco

Rompe corazones

Se acabo quien te queria

Siempre Hay Una Margarita

Soltero, Mejor Se Vive

Soñando por la sabana

Te Quiero Y Tú No Lo Sabes

Traición Maldita

Triste Gaviota

Un Amor En Mi Llanura

Un pasaje de mi abuelo


El Rancho de mis Recuerdos (3 min 40 seg)



Allá se ve
un rancho viejo de palma,
de pura palma,
con acacios y corrales;
un matapalo
cerquitica del tranquero,
la manga al frente
y en la cuadra unos mangales,
el caño Duya,
donde vive el canoero,
entre los guamos,
amarrando los guarales,
sacando bagre,
cachama y el amarillo;
humildemente
me levantaron mis padres.

Una dama barre patio,
va corriendo las gallinas,
prepara un tinto en la tarde,
dice unos cuatro consejos,
para quien quiera aceptarle,
hablando sobre la vida:
Esa viejita es mi madre.

Un jinete en la sabana,
montando en su mula baya,
machucando pajonales,
en ancas trae un venado,
un güire y dos patos reales,
un perrito que lo sigue:
Ese viejito es mi padre.

Cuatro baquianos
de horizonte y lejanía,
cuatro chalanes
sedientos de puro llano,
van cabalgando
sobre el potro del futuro,
compadre mío,
ellos son mis cuatro hermanos.

En ese rancho,
nido de amor y recuerdos,
un día cualquiera
me levanté bien temprano;
la brisa fresca
me contagio de sabanas,
por eso digo
que en el pecho traigo llano.

Hoy me recuerda el camino
que conduce a la laguna,
jagüey, conuco y mastranto.
Mientras añoro frecuente,
el pitío de un orejano,
un hatajo al barajuste,
que lo lleva mi alazano.

Por eso, a mi Dios le pido,
que me cuide esos viejitos,
por muchos y cuántos años,
porque el que tiene sus padres,
para mí, eso es lo más grande.
A ellos debo lo que soy,
y este sentir tan humano.


Solicite su Canción Llanera Preferida y se la Enviamos GRATIS por yahoo E-mail

Usamos cookies propias y de terceros para estadísticas y publicidad personalizada.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. X +Info